Santuario Nuestra Señora de los Milagros

Noticias

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Es sorprender ver en este texto de Mateo cómo Dios cuenta con la colaboración del ser humano para llevar adelante su designio de amor y salvación. De esta forma, podemos decir, que Dios interviene en nuestra historia cuando somos capaces, como José, de implicar nuestras vidas en su proyecto de redención. Esta participación comienza cuando nos ponemos a la escucha de la Palabra de Dios, para interiorizarla y la vivirla en las pequeñas cosas de cada día.

Con facilidad solemos quejarnos de los males que oprimen a nuestro mundo. Casi siempre culpamos a los demás. Pocas veces evaluamos nuestra cuota de responsabilidad en el mal y la injusticia que nos rodean. En estos días vecinos a la Navidad pidamos al Señor esa gracia de “sentir y gustar” el misterio que celebramos, para que de esta experiencia nos comprometamos con el sueño de Dios para la humanidad, de manera que en nuestros días “florezca la justicia y la paz abunde eternamente”.

ES DOMINGO III ADVIENTO

    El Evangelio nos ofrece otra perspectiva de la misma realidad. La alegría se expresa en el anuncio de la Buena Nueva de la salvación realizado por Juan Bautista. Pero la acogida de esa noticia no nos puede dejar indiferentes. Tiene consecuencias para nuestra vida. Lo mismo que los que escuchaban a Juan le preguntaron qué debían hacer, hoy también nos podemos hacer la misma pregunta.

La respuesta de Juan no fue la misma para todos. Más bien tuvo en cuenta la diversa situación de cada persona. A unos se les pide compartir lo que tienen, a otros practicar la justicia, a otros no hacer daño a nadie ni abusar de su poder.

Ahora es cuestión nuestra mirar a nuestra vida y preguntarnos qué hemos de hacer. Quizá no valga la misma respuesta para todos. Y a cada uno le tocará ser honesto y aplicar su respuesta a su propia vida. En todo caso, hay que saber que corre prisa hacerlo porque ya está cerca el que nos “bautizará con Espíritu Santo y con fuego”.

Nuestra alegría no puede darse si no hay un verdadero cambio, una verdadera conversión. La Buena Nueva, si la acogemos en el corazón, nos cambia la vida y nos ayuda a descubrir el verdadero gozo: “el que viene es el que nos ama”.

Feliz Domingo a todos…

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Dios nos restaura. ¡Qué buena noticia! Nos restaura sin forzar nada, sin violentarnos lo más mínimo. Sólo haciendo brillar su rostro sobre nosotros. Es una escuela de renovación y restauración. Ya contemplábamos el otro día que Dios lo hace todo nuevo, ¿no lo veis? Pero hoy da un paso más: además, te restaura.

Se nos invita también a nosotros a renovar desde aquí, desde la luz. Como Elías en el evangelio. Como Juan Bautista. Esta vez no se trata de hacer caer fuego y azufre sobre tanta imperfección y grietas como tenemos. Esta vez Dios renueva poniendo su Rostro cerca del nuestro. Como por contagio, por cercanía, por puro amor.

Feliz día a todos…

BENDICIÓN IMAGENES NIÑO JESUS

 L

Estamos preparando las fiestas del Nacimiento De Dios que se hace Hombre… No puede ni debe  faltar en nuestros hogares, oficinas, balcones… la imagen o figura del que es Dios-con-nosotros… con este motivo bendeciremos todas las imágenes del Niño Jesús o balconeras… el Domingo a las 12:00 horas en la Misa solemne además de bendecir el Nacimiento de este Santuario.

Os invitamos a todos a traer vuestras imágenes y balconeras para bendecirlas… os esperamos a todos…

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Del Verbo Divino,
la Virgen preñada,
viene camino,
¿si le dais posada?

Con esta sencilla letra de San Juan de la Cruz cuya memoria hoy celebra la Iglesia y el canto de Amancio Prada, podemos seguir adentrándonos en el camino de Adviento.

Con toda serenidad, la música y la repetición nos recuerdan también el papel de nuestra libertad en este Misterio de Dios: “si le dais posada”.

Dios es quien viene, Dios lo hace, Dios es principio y fin. Pero este mismo Dios se sujeta a sí mismo a nuestra libertad: “si le dais posada”.

Feliz día a todos…

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Juan bautista es buen ejemplo de ello: no ha nacido de mujer uno más grande, aunque el más pequeño en el Reino de los Cielos es más grande que él.

¿Podrían decir esto de nosotros? No lo sé, pero al menos sé que me gustaría seguir esta senda. Ser pequeños y que la pequeñez no nos impida hacer grandes cosas, porque el mundo y nuestra Iglesia, necesita la grandeza de los pequeños. No tengo duda. Yo lo necesito y cada vez más prefiero a las oruguitas de Jacob que a los gigantes que nos amilanan con pura fachada. «El que tenga oídos, oiga».

Feliz día a todos…

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

El consuelo es un bien preciado que quizá hemos desvirtuado. Hay consuelos que vienen como un susurro, como una caricia y otros consuelos nos gritan, nos zarandean, nos quieren espabilar, como nos dice Isaías.

Se puede llegar a un grado de acomodo y falso bienestar, que ni siquiera sabemos decirnos de dónde nos viene la tristeza o la falta de motivación. Es entonces cuando un grito a tiempo, aunque molesto, es la mejor caricia y el mejor de los consuelos. Nos saca de nuestra “zona de confort”, nos obliga a mover ficha.

Que en Cristo Buen Pastor encontremos el sosiego tan necesario en este tiempo de Adviento.

Feliz día a todos…

ORDENACIÓN DIACONAL

Ayer, Domingo II de Adviento,

en su Parroquia de Vila Fría

de la Diócesis de Viseu,

fue ordenado DIÁCONO

el misionero Paúl 

D. JOAO MIGUEL DA SILVA SOARES, C.M.

Desde esta página queremos unirnos a su alegría

y, desde ya, esperamos una visita en este Santuario.

FELICIDADES JOAO… que el Señor te siga bendiciendo… 

 

 

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

La primera lectura de Isaías y el mismo Evangelio que hoy proclamamos, sonun canto a la esperanza. La esperanza de verdad, la honda, la que duele, la que no ve apenas nada y solo intuye… y cree y hasta ama. No es magia. Es gracia. Cuando alguien es capaz de ver y desear y anunciar que la estepa florecerá o que el desierto estará alegre, es que guarda un tesoro muy grande dentro. Es que espera mucho.

Es una esperanza que nunca se queda sola en casa. Siempre tiene vocación de caminante, de pregonera, de hacedora con otros: ¡Sed fuertes, no temáis, está viniendo!

A nosotros nos toca ver las señales de esa esperanza que YA nos rodea y nos habita. Os invitamos a leer la lecturas de hoy  pidiendo que germinen en nuestro corazón. Es una verdadera fuerza interior, arrebatadora… que cura, sana… y nos levanta de la camilla de nuestra frustración…

Preparar el camino al Señor… allanad sus senderos… es necesario dejar tantos preparativos exteriores mientras no cambiemos interiormente, mientras no seamos capaces de “levantarnos de nuestras camillas” acostumbradas, mediocres… 

Dios se hace Hombre… déjale entrar en tu casa… 

Feliz día a todos…