Santuario Nuestra Señora de los Milagros

Noticias

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Hoy es Jueves Santo. Un día «santo» porque en él se trasluce el misterio último del amor del hombre. No se trata de un amor cualquiera: es el amor de los hermanos que se entregan la vida mutuamente.

No fue exactamente la fraternidad lo que rescató al pueblo de Israel de la esclavitud, sino la mano poderosa y protectora de YHWH, que escuchó la súplica de su pueblo y tuvo misericordia de sus hijos. No obstante, aquella acción liberadora de YHWH hizo posible la vida común entre los que caminaban en el desierto: el amor salvífico de Dios posibilitó el amor fraterno entre los hombres. Tampoco fue la fraternidad de los discípulos lo que se condensó en aquella «primera eucaristía» del cenáculo, sino la ofrenda radical que Jesús hizo de su vida y su persona bajo los signos sacramentales del pan y el vino. No obstante, aquel ofrecimiento del Hijo hizo posible el servicio mutuo entre los hermanos: el amor salvífico de Dios volvió a posibilitar –entonces ya de un modo insuperable- el amor fraterno entre los hombres.

Donde el amor de Dios se hace más radical, allí hay que buscar la forma más lograda del amor del hombre. ¿Puede un ser humano amar más y mejor de lo que amó el Hijo de Dios a los pies de Pedro? Al arrodillarse Cristo delante de Pedro, Pedro quedó arrodillado delante de Juan y de Santiago y de Andrés y de Felipe… y hasta del Iscariote. La dádiva de Jesús instauró la fraternidad de sus discípulos. Y lo sigue haciendo cada día en su Iglesia: «Esto es mi cuerpo que se entrega por vosotros. Haced esto en memoria mía».

No se trata de intentar parecerse a Cristo en su mucho amor, sino de consentir que Él sitúe nuestros afectos en el plano de su propia entrega. En una palabra: tomar su pan y su cáliz y su toalla ha de transformarnos, de su suerte que en las venas de nuestro amor humano corra la sangre de su amor divino. 

Dejemos hoy que el amor del hombre llegue hasta nosotros en todo su misterio, que Cristo nos diga a cada uno: «Si no te lavo los pies, no tienes nada que ver conmigo». Y al ver cómo vuelca la jofaina, ¿entraremos en la corriente viva de su pascua fraterna?

FELIZ DÍA A TODOS…

y de una forma muy especial a todos los sacerdotes y seminaristas… 

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Hoy es MIÉRCOLES SANTO… y caemos en la cuenta de la grandeza de la libertad que se nos ha concedido a todos y cada uno de nosotros… 

El evangelio muestra con claridad esta libertad mayúscula de que gozamos. Tenemos, en primer lugar, una palabra libre ante Dios: «¿Soy yo acaso, Maestro?», pregunta Judas. «Tú lo has dicho», dice Jesús. Nuestra palabra tiene consistencia delante de Cristo, incluso cuando es una palabra blasfema, envenenada. Tenemos también, en segundo lugar, una misión libre ante Dios: «¿Dónde quieres que te preparemos la cena de Pascua?», dicen los discípulos. «Id a la ciudad», dice Jesús. Nuestro servicio tiene consistencia delante de Cristo, incluso si es un servicio torpe o ingenuo. Podemos inquirir a Cristo y obedecerle, podemos hablarle y servirle… Ahora bien, nuestra palabra y ofrenda, que son libres ante Dios, acabarán corrompiéndose si no se convierten poco a poco en lo que están llamadas a ser: palabra y ofrenda libres con y para Dios.

Dejemos hoy que la libertad del hombre llegue hasta nosotros en todo su misterio, que Cristo nos diga a cada uno: «Tú lo has dicho». Y al hablarle, ¿será nuestro diálogo el culmen de la amistad o el comienzo del desencuentro?

FELIZ DÍA A TODOS… 

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Hoy es Martes Santo.

Un día «santo» porque en él se trasluce el misterio último de la libertad de Cristo.

No se trata de una libertad cualquiera: es la libertad de un hombre que ha querido llevar a término humanamente el amor que Dios tiene por el hombre.

Feliz día a todos…

abramos Con sinceridad la puerta al Amor

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Hoy es Lunes Santo. Un día «santo» porque en él se trasluce el misterio último de la libertad de Dios. No se trata de una libertad cualquiera: es la libertad de un Dios que se ha comprometido hasta el fondo con la salvación del ser humano.

En las palabras del profeta Isaías, vemos a Dios Padre entregando a su Hijo al mundo como justicia, alianza y luz. Jesucristo es a la vez el Hijo y el Enviado. Como Hijo, es el elegido de Dios, aquel a quien Dios ha llamado, ha cogido de la mano, ha infundido su espíritu, ha sostenido por los siglos. Sin embargo, como Enviado, habrá de transitar los caminos de la paciencia, la humildad, el abajamiento, el desprecio y la muerte. No se pueden disociar las dos caras del misterio: Jesús es Hijo amado siendo Siervo sufriente y es Siervo sufriente porque es Hijo amado.

FELIZ LUNES SANTO

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

No quiero ser un espectador estos días; quiero tomarme el pulso para que la Pascua con Jesús me cambie la vida; quiero ser consciente de mis debilidades porque en ellas reside la fuerza de Jesucristo:

“¿Por qué un calvario, cuando preferimos la vida fácil?, ¿por qué subir a Jerusalem, si preferimos los felices valles?.
¿por qué Cristo en la cruz, si es mejor vida de luces y no de cruces?
¿para qué alzar la mirada, cuando nos seduce la simple bondad de la tierra?;
¿por qué, Tú, oh Dios, te desprendes de lo que más quieres, si somos insensibles?.
Muchas preguntas, Señor, para una única respuesta: por el gran Amor con que Tú nos amas?”. (Javier Leoz).

FELIZ DÍA A TODOS

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

León Felipe escribe en su poema “Segador esforzado”:

“Y ahora pregunto aquí:¿quién es el último que habla, el sepulturero o el Poeta?; ¿he aprendido a decir Belleza, Luz, Amor y Dios para que me tapen la boca cuando muera con una paletada de tierra?. No, he venido y estoy aquí, me iré y volveré mil veces en el Viento para crear mi gloria con mi llanto.

Eh Muerte…escucha, yo soy el último que hablo… Y otro día dirán en los libros sagrados: el primer hombre fue de barro, el segundo de masa cruda y el tercero de Pan y Luz . Será un sábado cuando se cumplan las grandes Escrituras…Entre tanto, a trabajar con humildad y sin bravatas, Segador Esforzado”:

Escuchando a Jesús en sus manifestaciones a los judíos prevalecen tres condiciones para conocerle, amarle y seguirle: no tener morada estable, no preocuparse por lo que ya está muerto y no mirar atrás. Él lo hace posible.

FELIZ DÍA A TODOS

CELEBRACIÓN PENITENCIAL

El próximo SÁBADO, día 24 de marzo… a las 17:00 horas, tendrá lugar EN ESTE SANTUARIO DE LOS MILAGROS… una CELEBRACIÓN DE LA PENITENCIA. Damos así, posibilidad a todos los fieles que quieran recibir este Sacramento para celebrar dignamente la Semana Santa, el poder RECONCILIARSE CON EL SEÑOR… 

NO LO OLVIDES…

PRÓXIMO SABADO DÍA 24

A LAS 17:00 HORAS ( 5 de la tarde)

EN ESTE SANTUARIO DE LOS MILAGROS… 

“Dejémonos reconciliar con el Señor”… 

ESTÁIS TODOS INVITADOS…