Santuario Nuestra Señora de los Milagros

Noticias

GRACIAS

A todos… los que colaborasteis en esta jornada de convivencia-trabajo… a los que os habéis hechos presentes trayendo cosas, haciendo lo que buenamente podías… a los colaboradores infatigables de este Santuario… a todos, todos GRACIAS, MUCHAS GRACIAS… ahora que el Señor Sacramentado pasee por el fruto de tanto esfuerzo y trabajo si así lo dispone… pero, sobretodo, nos acompañe en cada momento de nuestra vida.

El trabajo realizado solamente se entiende desde la perspectiva de la peregrinación que estamos realizando cara a la Casa de Dios nuestro Padre… y es muestra, ya, ahora, en estos instantes… de más, mejor y mayor… de hombres y mujeres de FE que quieren compartirla y hacerla creíble en medio de nuestra sociedad…

MIL GRACIAS A TODOS… una vez más…

PROCESIÓN CORPUS

Ya estamos preparando el recinto de este Santuario para la Procesión con el Santísimo Sacramento… se ADMITEN voluntarios/as para ayudarnos con las alfombras… os esperamos….

Mañana a las 18:00 horas Eucaristía y, a continuación PROCESIÓN… contamos contigo para dar gracias al Señor… trae a la familia…

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Dejando el pasado en el perdón de Dios y ahuyentando temores y preocupaciones por un futuro que todavía no ha llegado, Jesús nos invita a vivir el día de “hoy”, que es lo único que ahora tenemos. Y en este “hoy” Él se nos da como pan que acompaña el día. «Sólo el presente nos pertenece, siendo incierta la esperanza del futuro (…). Bástale a cada día su propia malicia. ¿Por qué angustiarnos por el mañana?» (San Gregorio de Nisa).

Feliz día… Dios te bendice

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Nuestra intención puede ser poco recta por malicia, por maldad, pero más frecuentemente lo es por falta de sensatez. Vivimos como si hubiésemos venido al mundo para amontonar riquezas y no tenemos en la cabeza ningún otro pensamiento. Ganar dinero, comprar, disponer, tener. Queremos despertar la admiración de los otros o tal vez la envidia. Nos engañamos, sufrimos, nos cargamos de preocupaciones y de disgustos y no encontramos la felicidad que deseamos. Jesús nos hace otra propuesta: «Amontonaos más bien tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni herrumbre que corroan, ni ladrones que socaven y roben» (Mt 6,20). El cielo es el granero de las buenas acciones, esto sí que es un tesoro para siempre.

Feliz día… Dios te bendice

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Acabada la guerra civil española (año 1939), unos sacerdotes excautivos celebraron una Misa de acción de gracias en la iglesia de Els Omells. El celebrante, tras las palabras del Padrenuestro «perdona nuestras ofensas», se quedó parado y no podía continuar. No se veía con ánimos de perdonar a quienes les habían hecho padecer tanto allí mismo en un campo de trabajos forzados. Pasados unos instantes, en medio de un silencio que se podía cortar, retomó la oración: «así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden». Después se preguntaron cuál había sido la mejor homilía. Todos estuvieron de acuerdo: la del silencio del celebrante cuando rezaba el Padrenuestro. Cuesta, pero es posible con la ayuda del Señor.

Además, el perdón que Dios nos da es total, llega hasta el olvido. Marginamos muy pronto los favores, pero las ofensas… Si los matrimonios las supieran olvidar, se evitarían y se podrían solucionar muchos dramas familiares.

Que la Madre de Los Milagros nos ayude a comprender a los otros y a perdonarlos generosamente.

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Sabemos que a todos se nos cuelan de vez en cuando, en lo que hacemos, otro tipo de deseos ante los que Jesús nos pone en guardia: el deseo de ser vistos, de ser alabados por los otros, de aparentar; de cultivar esa parte narcisista que existe en cada uno y que cuanto más se alimenta, más solitarios y empobrecidos nos deja.

Por eso, el Señor nos invita a “cerrar la puerta” a “entrar en lo secreto”, a “no dejar que la mano izquierda sepa lo que hace la derecha” a “perfumarnos la cabeza” cuando vayamos a ayunar; en definitiva, a saber permanecer en el escenario de la vida sin otra pretensión que interpretar, con el instrumento que Dios ha puesto en nuestras manos, la melodía que Él nos suscita.

Ojalá podamos descubrir, en lo que hacemos cada día, que la “recompensa” no está en el aplauso recibido, sino en la alegría de una amistad que en “lo secreto” va construyendo con nosotros una relación y un proyecto que nos llena y orienta toda nuestra vida.

Feliz día… Dios te bendice

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Quien va introduciendo poco a poco la lógica del misterio cristiano en todas las facetas de su existencia va adquiriendo, aun sin saberlo, la fuerza de lo alto. De modo que llegará un día en que se descubra capaz de aquello que, viviendo bajo otra lógica, le hubiera sido imposible.

Podrá llegar incluso a perdonar a sus enemigos, como hizo Cristo en la cruz; un gesto de amor tan generoso que representa la cumbre de la vida cristiana.

Quien comienza compartiendo unas tristes monedas puede al final compartir Su feliz misericordia.

Feliz día… Dios te bendice…

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Es ciertamente así: la fe no nos libra de ninguna de las pruebas de la vida. Todo lo humano nos afecta a todos hasta la raíz, hayamos sido agraciados o no con el don de la esperanza en Dios. No hay norma alguna de la existencia que pierda vigencia para quien cree. Sin embargo, sí existe una ley que no rige para cualquiera, una ley que solo puede descubrir quien mira el mundo bajo la luz de Dios. Es la ley de la prodigalidad infinita que nace del amor divino. Creer es tanto como vivir sostenidos y exigidos por una generosidad que no tiene fin.

Feliz día…