Santuario Nuestra Señora de los Milagros

Noticias

ES DOMINGO…

Hoy, Jesús nos da una lección de “santa prudencia”, perfectamente compatible con la audacia y la valentía. En efecto, Él —que no teme proclamar la verdad— decide retirarse, al conocer que —tal como ya habían hecho con Juan Bautista— sus enemigos quieren matarlo a Él: «Sal y vete de aquí, porque Herodes quiere matarte» (Lc 13,31). —Si a quien pasó haciendo el bien, sus detractores intentaron dañarle, no te extrañe que también tú sufras persecuciones, como nos anunció el Señor.

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

La Conversión de san Pablo es un gran acontecimiento: él pasa de perseguidor a convertido, es decir, a servidor y defensor de la causa de Cristo. Muchas veces, quizá, también nosotros mismos hacemos de “perseguidores”: como san Pablo, tenemos que convertirnos de “perseguidores” a servidores y defensores de Jesucristo.

Con Santa María, reconozcamos que el Altísimo también se ha fijado en nosotros y nos ha escogido para participar de la misión sacerdotal y redentora de su Hijo divino: Regina apostolorum, Reina de los apóstoles, ¡ruega por nosotros!; haznos valientes para dar testimonio de nuestra fe cristiana en el mundo que nos toca vivir.

HOY CELEBRAMOS…

Misioneros Paúles (llamados Vicentinos en Latinoamérica, a veces también Lazaristas) celebran hoy, día de la conversión de San Pablo, la fundación de la «Congregación de Misión», su nombre oficial.

San Vicente de Paúl, fundador de los Misioneros Paúles y de las Hijas de la Caridad, vivió a comienzos del siglo XVII una experiencia que fue determinante en su vocación: la confesión de un sencillo campesino fue el arranque de una gran obra del Espíritu Santo en favor de los pobres.

Casi 400 años después, la familia vicenciana sigue con su labor sencilla y callada en todas partes del mundo. Las Hijas de la Caridad allá donde los pobres las necesitan: casas de acogida y de enfermos, colegios, hogares de transeúntes, lugares para dar acogida durante la noche, residencias de ancianos, pisos de acogida…

Los Misioneros Paúles siguen presentes en las misiones, tanto en países menos desarrollados, como en las misiones populares en España, entre otros muchos países. Pero también en parroquias, colegios, cárceles, hospitales, con los jóvenes… El anuncio del Evangelio a los más pobres está en el mismo corazón de la Congregación, que en su lema ya dice: «Fui enviado a evangelizar a los pobres», recordando aquellas palabras de Isaías que el mismo Jesucristo leyó en la sinagoga e hizo propias.

Los tiempos cambian, las necesidades también. Los modelos y métodos deberán ser, necesariamente, distintos. Pero el reto de Vicente sigue vigente en nuestros días: «Los pobres siempre estarán con vosotros«, y nosotros a su lado para que dejen de ser los excluidos. Os pedimos en este día una oración especial… gracias.

DOMINGO de la PALABRA de DIOS

El Papa Francisco, el pasado 30 de septiembre de 2019, Con el ‘motu proprio’ ‘Aperuit Illis’ ha instaurado que cada Tercer Domingo del Tiempo Ordinario, en la Iglesia Universal, celebremos el Domingo de la Palabra de Dios.

Es por ello que te invitamos para que dediques este 26 de enero de 2020 a la Palabra de Dios, con su lectura y meditación en tu hogar, junto a tu familia. Principalmente estás convocado a participar a celebrar la Palabra de Dios en la Santa Misa, donde podamos encontrar algunos signos referentes a las Sagradas Escrituras.

Vatican News nos da a conocer más detalles sobre esta importante jornada: El Domingo de la Palabra de Dios puede ser esa capacidad del pueblo de comprender la Sagrada Escritura, porque no es sólo un libro es una Palabra, es algo vivo, es algo que toca nuestra vida. Y por eso en la liturgia, en todo lo que expresa la vida de la comunidad cristiana, la Palabra de Dios es un momento de unidad, es un momento en el cual damos la fuerza necesaria para la evangelización”, lo dijo Monseñor Rino Fisichella, Presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización durante la conferencia de presentación del Primer Domingo de la Palabra de Dios, a celebrarse el próximo domingo 26 de enero de 2020.

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Todos los cristianos, y no solo los sacerdotes, hemos sido elegidos por Jesús para seguirle y predicar el evangelio. “Id por todo el mundo y predicad el evangelio”. En esta tarea nos podemos fijar en el que fue precursor de Jesús, en Juan el Bautista, que buscaba que sus oyentes se quedasen con Jesús, el Mesías que tenía que venir y que llegó y no con él. “Conviene que él crezca y yo mengüe”.  

A la hora de cumplir con la misión que Jesús nos ha encargado de extender su buena noticia, nos tenemos que preguntar si nos predicamos a nosotros mismos o a Jesús de Nazaret, nuestro Maestro y Señor y único Salvador.

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Nosotros, los cristianos, estamos inmersos en una humanidad sedienta de Dios y necesitada de sanación física y espiritual. ¿Con qué ojos la miramos? ¿Tenemos el mismo sentimiento de compasión que Jesús sentía por la multitud que le buscaba? ¿Nos preguntamos también cómo hacer presente a Jesús a través de nuestras personas? ¿O por el contrario decimos “no se puede hacer nada”, “es muy difícil hablar de Jesús hoy pues te miran como un bicho raro”? ¿No sería mejor hacer lo que dice San Pablo “vence al mal con el bien”?, es decir primero mirar la realidad con los ojos de Jesús y luego actuar como hizo Él intentando llevar esperanza y optimismo, porque Dios quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.

Es muy importante hoy el testimonio y el talante de los cristianos. “Los cristianos somos como el alma en el cuerpo”, decía la carta a Diogneto del siglo II. El alma da vida al cuerpo, lo mueve, lo empuja, lo ilusiona por algo, lo empuja hacia adelante, evita que sea inoperante y se muera. Pues igual los cristianos en el mundo. Ese es nuestro papel no otro.

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Jesucristo ha venido a proclamar el Evangelio de la salvación, pero sus adversarios, lejos de dejarse convencer, buscan pretextos contra Él: «Había allí un hombre que tenía la mano paralizada. Estaban al acecho a ver si le curaba en sábado para poder acusarle» (Mc 3,1-2). Al mismo tiempo que podemos ver la acción de la gracia, constatamos la dureza del corazón de unos hombres orgullosos que creen tener la verdad de su parte. ¿Experimentaron alegría los fariseos al ver aquel pobre hombre con la salud restablecida? No, todo lo contrario, se obcecaron todavía más, hasta el punto de ir a hacer tratos con los herodianos —sus enemigos naturales— para mirar de perder a Jesús, ¡curiosa alianza!

Con su acción, Jesús libera también el sábado de las cadenas con las cuales lo habían atado los maestros de la Ley y los fariseos, y le restituye su sentido verdadero: día de comunión entre Dios y el hombre, día de liberación de la esclavitud, día de la salvación de las fuerzas del mal. Nos dice san Agustín: «Quien tiene la conciencia en paz, está tranquilo, y esta misma tranquilidad es el sábado del corazón». En Jesucristo, el sábado se abre ya al don del domingo.

NOMBRAMIENTO

EL P. JOSÉ MANUEL VILLAR CM. ES EL NUEVO VISITADOR DE LA PROVINCIA DE SAN VICENTE DE PAUL-ESPAÑA, CONTINUANDO LA LABOR DEL P. JESUS MARÍA GONZÁLEZ CM.

El P. José Manuel Villar, C. M. nació en Cedeira (A Coruña), el 29 de enero de 1968, siendo el primero de cinco hermanos. Ingresó en la Congregación de la Misión el 21 de septiembre de 1988. Fue ordenado sacerdote el 10 de diciembre de 1994 por Mons. José Gea Escolano, entonces obispo de Mondoñedo-Ferrol, en la parroquia de Santa María del Mar, de su pueblo natal Cedeira.

Sus primeros estudios los realizó en el Colegio de su pueblo. Los estudios de Enseñanza Media los llevó a cabo en Ferrol. El Curso de Orientación Universitaria (COU) lo hizo en Salamanca. La Filosofía la cursó en el Instituto Gaudium et Spes, de Salamanca. La Teología la estudió en la Facultad de San Esteban, de Salamanca, y en la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca.

El P. José Manuel Villar, C. M. tiene los títulos de Técnico Especialista Administrativo y de Enfermería. Es Licenciado en Teología Dogmática. Y ha hecho los cursos de doctorado conducentes a la titulación de Doctor en Teología.

Su andadura sacerdotal y vicenciana ha transcurrido por los siguientes ministerios: formador del Seminario Interno de la antigua Provincia canónica de Salamanca; superior y rector del Teologado en la antigua Provincia de Salamanca; delegado provincial de Pastoral Vocacional de la antigua Provincia de Salamanca; miembro de la Comisión Provincial de Formación; vicario parroquial de la parroquia de Santo Domingo, de Badajoz; superior y párroco-rector del Santuario de Nuestra Señora de los Milagros (Ourense), donde reside actualmente.

También ha impartido cursillos, conferencias y ejercicios espirituales a religiosas, Hijas de la Caridad y seglares. Y ha estado encargado de la formación permanente de los sacerdotes de dos Arciprestazgo de la diócesis de Ourense. En la faceta de gobierno, ha sido Asistente Provincial, Consejero Provincial y Secretario Provincial de la antigua Provincia de Salamanca. En la actualidad, es Consejero Provincial de la Provincia San Vicente de Paúl-España.

Desde esta página web, expresamos la mayor de nuestras enhorabuenas al P. José Manuel Villar, C. M. Y, por supuesto, le enviamos nuestros mejores deseos en el servicio de Visitador que le ha sido encomendado, a la vez que le prometemos nuestras más sinceras oraciones.

También damos las más encarecidas y sentidas gracias al P. Jesús María González Antón, C. M. por su entrega generosa, servicial y abnegada a la Provincia, durante estos tres años de Visitador. Que Dios le bendiga y le acompañe siempre.

Celestino Fernández, C. M.

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

La Iglesia ha permanecido fiel a esta enseñanza que, viniendo de los profetas e incluso siendo una práctica natural y espontánea en muchas religiones, Jesucristo la confirma y le da un sentido nuevo: ayuna en el desierto como preparación a su vida pública, nos dice que la oración se fortalece con el ayuno, etc. 

Entre los que escuchaban al Señor, la mayoría serían pobres y sabrían de remiendos en vestidos; habría vendimiadores que sabrían lo que ocurre cuando el vino nuevo se echa en odres viejos. Les recuerda Jesús que han de recibir su mensaje con espíritu nuevo, que rompa el conformismo y la rutina de las almas avejentadas, que lo que Él propone no es una interpretación más de la Ley, sino una vida nueva.

Dios te bendice…

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Cristo es el cordero que quita el pecado del mundo, que ha sido inmolado para darnos la gracia. Luchemos para vivir siempre en gracia, luchemos contra el pecado, aborrezcámoslo. La belleza del alma en gracia es tan grande que ningún tesoro se le puede comparar. Nos hace agradables a Dios y dignos de ser amados. Por eso, en el “Gloria” de la Misa se habla de la paz que es propia de los hombres que ama el Señor, de los que están en gracia.

San Juan Pablo II, urgiéndonos a vivir en la gracia que el Cordero nos ha ganado, nos dice: «Comprometeos a vivir en gracia. Jesús ha nacido en Belén precisamente para eso (…). vivir en gracia es la dignidad suprema, es la alegría inefable, es garantía de paz, es un ideal maravilloso».

Feliz Domingo… Dios te bendice…