Santuario Nuestra Señora de los Milagros

Noticias

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo
Hoy es Domingo XXV del Tiempo Ordinario

01

Marcos 9, 30-37 En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus discípulos.
Les decía: «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará». Pero no entendían lo que decía, y les daba miedo preguntarle.
Llegaron a Cafarnaún, y, una vez en casa, les preguntó:
«¿De qué discutíais por el camino?». Ellos callaban, pues por el camino habían discutido quién era el más importante. Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo:
«Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos». Y tomando un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo: «El que acoge a un niño como este en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, no me acoge a mí, sino al que me ha enviado».

Palabra del Señor

Reflexion: En el camino de la vida surgen a veces e inesperadamente determinadas preguntas que suelen ser más clarificadoras que muchas respuestas: “¿De qué discutíais por el camino?” Además de sorprender a sus seguidores, la pregunta de Jesús puso de manifiesto, como el relámpago en la oscuridad del horizonte, las motivaciones e intenciones que anidaban en su interior. Ensimismados en sus fantasiosas cavilaciones, recorrían los alegres parajes de los alrededores del lago de Galilea haciendo cálculos sobre los primeros puestos en el Reino. Por eso, al ser sorprendidos y cuestionados, no les cupo otra que “callar”, avergonzados por su actitud.

Sería más tarde cuando cayeron en la cuenta de que les esperaba la dura ascensión hacia Jerusalén. ¿Qué hacer cuando todo se pone cuesta arriba, el sol aprieta y parecen agotarse las fuerzas? ¿Cómo afrontar la frágil soledad de quien transita por senderos accidentados y desconocidos, expuestos a toda suerte de peligros, y echando en falta la mano amiga y samaritana del prójimo? (Lc 10,29-37). Los exploradores enviados por Moisés como avanzadilla para otear sobre el terreno la posible entrada en la tierra prometida del país cananeo, testificaron claramente las dificultades que entrañaba su empresa: “La gente que hemos visto allí son todos ellos gigantes. Nosotros nos veíamos ante ellos como saltamontes, y eso mismo les parecíamos a ellos” (Nm 13,32-33).

La vida discurre su cauce con preguntas cada vez más pertinentes, comprometidas, difíciles de sortear y eludir. El ir tomando conciencia de las mismas, no solo ayuda a asumir y emprender con mayor realismo y coraje la subida de la montaña sino que propicia el terreno idóneo para fraguar y fortalecer la verdadera esperanza cristiana.

La sabiduría práctica de Jesús, inmejorable guía y maestro de vida, queda de manifiesto en la escena evangélica: el gesto por así decir sacramental de la acogida simbólica de un niño, gesto significativo acompañado de las siguientes palabras: “Quien reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe; y el que me reciba a mí, no me recibe a mí sino a Aquel que me ha enviado”. Es esa sencilla y expresiva actitud de sincero servicio a los más humildes y pequeños la que autentifica la credibilidad del verdadero discípulo: “Quien quiera ser el primero, ha de ser el último y servidor de todos”. ¿Qué mejor tarjeta de presentación que el compromiso cristiano con esta nueva escala de valores instaurada por Jesús?

Si es el niño quien ha de ocupar el centro de la vida comunitaria, ¿dónde queda el protagonismo de la ambición, el honor y la grandeza de los primeros puestos? De ahí la fuerte denuncia del apóstol Santiago, hermano del Señor, a los suyos: ¿Qué sentido tienen entre vosotros las discordias, disensiones y rencillas intracomunitarias? Para nada se corresponden con la sabiduría proveniente del evangelio.

La mirada crítica de Jesús recae directamente sobre sus propios discípulos, desautorizados por su comportamiento para ejercer la misión a la que han sido llamados. Lo más pequeño e insignificante a los ojos de los mortales ocupa paradójicamente el primer lugar a los ojos de Dios. No es el Señor el que está sentado a la mesa, sino el que sirve.

_* Dios te bendice…* Oramos: Credo, Padrenuestro, Avemaria, Gloria.

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo
Hoy es Domingo XXIV del Tiempo Ordinario

San Marcos 8, 27-35 En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se dirigieron a las aldeas de Cesarea de Filipo; por el camino, preguntó a sus discípulos:
«¿Quién dice la gente que soy yo?»
Ellos le contestaron:
«Unos, Juan Bautista; otros, Elías; y otros, uno de los profetas». Él les preguntó:
«Y vosotros, ¿quién decís que soy?»
Pedro le contestó:
«Tú eres el Mesías».
Y les conminó a que no hablaran a nadie acerca de esto. Y empezó a instruirlos:
«El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser reprobado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar a los tres días». Se lo explicaba con toda claridad. Entonces Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo. Pero él se volvió y, mirando a los discípulos, increpó a Pedro:
«¡Ponte detrás de mí, Satanás! ¡Tú piensas como los hombres, no como Dios!». Y llamando a la gente y a sus discípulos, y les dijo:
«Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz y me siga. Porque,quien quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio la salvará. Pues ¿de que le sirve a un hombre ganar el mundo entero y perder su alma?».

Palabra del Señor

Reflexion: La pregunta incisiva de Jesús a sus seguidores más íntimos les emplaza a dar una respuesta que pone en juego la orientación y el sentido de su vida. Sin embargo, si Pedro acierta en las palabras con las que declara a Jesús como el Cristo, no entiende en absoluto el contenido verdadero de su mesianismo. La auténtica confesión de fe del apóstol vendrá más tarde, cuando haya pasado por el escándalo del rechazo, la persecución y la crucifixión del Maestro y cuando, a la luz de la resurrección, haya descubierto el misterio del triunfo de la vida sobre la muerte. El camino hasta llegar ahí fue largo y no exento de tentaciones de suplantar al Maestro, olvidando que era en pos de él, como había de recorrerlo. La última confesión de Pedro, su martirio, le asemejó perfectamente al destino de Jesús, el Cristo, vivido en la debilidad humana pero en la fuerza de Dios.

La confesión de fe de Pedro no es sólo una historia del pasado. Cada uno de los creyentes, en un momento u otro del proceso personal nos sentimos confrontados a hacer nuestra propia confesión de fe, que nadie puede pronunciar en nuestro nombre. ¿Cuál es la que he de hacer hoy, en este momento concreto de mi vida? ¿Cuál es la que seria bueno que hiciéramos para renovar juntos la fe como comunidad cristiana?

Por otra parte recordemos que el camino es el símbolo del proceso de maduración humana y espiritual que hemos de vivir, el itinerario de conversión que hemos de transitar los creyentes para llegar a ser realmente la comunidad de sus discípulos, es decir, para asumir su proyecto del anuncio de la Buena Nueva y hacerlo con sus mismas actitudes.

El Resucitado, que lleva en su cuerpo las señales de la crucifixión para recordarnos el precio del triunfo, es quien marcha delante, marca el paso y dirige la orientación. Hay un proverbio africano que dice: “si cambia el ritmo del tam-tam, cambia tú el paso de la danza”. Pidamos al Señor insistentemente que sepamos acordar nuestra vida al ritmo de su música.

El camino del seguimiento no está reservado a personas extraordinarias y perfectas; es una senda ofrecida a todo ser humano. Jesús, llamó “a la gente a la vez que a sus discípulos”, puntualiza el evangelista. Cuando Jesús invita a compartir su vida y misión, a asumir su proyecto, conoce perfectamente la fragilidad y debilidad de los que emprenden el camino en pos de él. Instruyó con paciencia a sus primeros seguidores, acompañó a la comunidad de los creyentes en el pasado, y sigue guiándola hoy. Como el siervo del canto de Isaías, Dios nos espabilará cada mañana el oído para escuchar su voz, para consolar a los demás; para animarnos mutuamente en los momentos de oscuridad y de tristeza que encontramos en el camino del discipulado.

“Si alguno quiere venir en pos de mí…” La primera exigencia clara del seguidor de Jesús es la de caminar detrás de él. Sin embargo, con bastante frecuencia, lo olvidamos e intentamos ser nosotros los que controlemos y dirijamos todo. Planificamos la vida y la misión como si todo dependiera de nosotros, como si a nuestro esfuerzo tuviera siempre que corresponder el resultado esperado. Caminar en pos de Jesús conlleva asumir que la cruz y el fracaso pueden presentarse en nuestra vida, y eso entrañará renuncias. Pero poner nuestros pasos en los suyos es ante todo optar por la vida.

_* Dios te bendice…* Oramos: Credo, Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

Día 09 de septiembre 2021

Amanece «el día después» en el Santuario, son muchos los fieles que siguen acercándose al Monte Medo a honrar a la Madre y participar en las Eucaristías en este día. Desde aquí, queremos dar de nuevo las gracias a tantos y tantos devotos que con fe se han acercado estos días al pie del altar de Nuestra Señora, con profunda fe y devoción cumpliendo sus promesas y acercándose a María, nuestra Madre, y también a los que han participado desde cualquier parte del mundo a través de las Eucaristías por internet o por los distintos medios de comunicación. Por supuesto sin olvidarnos de un especial agradecimiento a todo el equipo de personas que con sus distintas tareas hacen posible llevar a cabo esta manifestación tan multitudinaria de Fe, el buen funcionamiento de esta Novena-Misión: los Sacerdotes en la concelebración de las eucaristías, en las confesiones esperando a los penitentes que buscan el reencuentro y la reconciliación con Dios, los Diáconos, Seminaristas y Seglares en sus tareas litúrgicas como lectores, acólitos y ministros de la Comunión así como acompañando y animando a los peregrinos, las Hijas de la Caridad en la sacristía, acogida, escucha, …, los Hermanos en los quehaceres encomendados, los Organistas y directores de cantos que ayudaron a hacer más participativa y alegre la celebración de las distintas eucaristías, los Seglares, a todos y a cada uno de ellos, el agradecimiento. “Y pasó una tarde y una mañana… el día después.”

Día 08 de septiembre 2021

Celebramos hoy la fiesta de la Natividad de la Bienaventurada Virgen María. Ella –la Virgen de los Milagros– y su esposo san José nos invitan a caminar con esperanza en este tiempo que nos ha tocado vivir. Consagrémonos hoy de todo corazón a la Santísima Virgen para que obre en nosotros el milagro de una fe renovada, una esperanza viva y una caridad ardiente.

Desde muy temprano llegan, después de caminar toda la noche, los peregrinos que participan en la primera de las eucaristías del día a las 7:30h.

Debido a la multitud de fieles y con un día que amenaza lluvia, celebramos la Eucaristía de 12h desde el balcón del Santuario llenando la explanada de fieles devotos, presidida por Monseñor P. José Rodríguez Carballo, secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica y arzobispo titular de Belcastro acompañado por el Rvdmo. P. Tomaz Mavric, Superior General de los Misioneros Paúles y las Hijas de la Caridad y el R.P. Aaron Gutiérrez, Asistente General de los Padres Paúles y D. Juan Cruz, Diácono de la Congregación de la Misión.

A continuación, tuvo lugar la procesión por la explanada del Santuario donde el carro portando la imagen de la Virgen caminaba entre los muchos fieles siendo honrada a su paso, entre emociones visibles en los rostros.

Finalizando la procesión entre una suave lluvia, y cantando el himno de la Virgen de los Milagros y el cumpleaños feliz.

Como cierre de esta novena, el P. Francisco Javier López Monrobé, C. M., rector del Santuario, y como viene siendo habitual, presidio la Eucaristía de 8 y media de la tarde.

“Y pasó una tarde y una mañana… la Fiesta de la Virgen”

Galería de fotos

Día 07 de septiembre 2021

La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentra con Jesús. ¡Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría! Dejémonos contagiar en esta Eucaristía por el gozo que brota del encuentro con el Señor y seamos portadores de esta alegría como lo fue la Virgen María. Pedimos hoy, como intención especial, por los cofrades y bienhechores de Nuestra Señora de los Milagros

Con las celebraciones de hoy llegamos a este último día de la Novena en honor a la Virgen de Los Milagros. Ella, presente en cada Eucaristía por estar asociada al sacrificio redentor de su Hijo, quiere abrirnos los ojos de la fe hacia esta presencia real y verdadera de Cristo en este Sacramento admirable.

A las 19 h. nos despedíamos, en la Eucaristía, del predicador oficial de este año y a continuación a las 20:30h. celebrábamos la última Eucaristía dentro de esta Novena 2021 y nos preparábamos para festejar la víspera de la «gran Fiesta».

A las 23 h. a la explanada se acercaban, poco a poco, fieles que cumpliendo la tradición y portando velas participaron devotamente en el Rosario de Antorchas, este año debido al Covid, con la Virgen María en procesión por la explanada acompañada del P. José Manuel Villar, Visitador de la Congregación de la Misión de los Padres Paúles de la Provincia Canónica de España, el predicador oficial de esta Novena y Delegado Episcopal para el Seminario D. José Manuel Salgado acompañado por el Rvdmo. P. Tomaz Mavric, Superior General de los Misioneros Paúles y las Hijas de la Caridad y el R.P. Aaron Gutiérrez, Asistente General de los Padres Paúles y D. Joaquín Borrajo Iglesias Ilmo. Sr. Vicario General de la Diócesis de Ourense, mientras el P. Francisco Javier López Monrobé, C. M., rector del Santuario, dirigía el Rosario desde el balcón del Santuario y los fieles quietos sin procesionar.

A las 12 de la noche, y como «manda la tradición», los varios miles de devotos concluíamos el rezo del rosario cantando el “cumpleaños feliz” para honrar a la Madre en la víspera de su cumpleaños.

Pasó una mañana, pasó una tarde el día noveno.
Galería de fotos de hoy

Galeria de fotos Rosario de Antorchas

Video Rosario de Antorchas

Día 06 de septiembre 2021

6

Nos encontramos celebrando este octavo día de esta Novena en honor a Nuestra Madre de Los Milagros.

En medio de este tiempo de pandemia no dejamos de elevar nuestros ojos a la Madre y rogarle interceda por nosotros ante su Hijo para que el agua de la enfermedad que nos está tocando vivir se transforme en vino bueno y generoso; que nuestras familias sepan vivir este duro acontecimiento desde la fe y la confianza que Ella siempre conservó aún en medio de las dificultades del camino. Por eso la invocamos como la Madre del Amor Hermoso.

Hoy tenemos como intención especial en este día pedir por la Vida Consagrada y las Vocaciones. De una forma especial pedimos por las Hijas de la Caridad y por los Misioneros Paúles que están celebrando la clausura de la celebración de los 150 años de presencia en este Santuario.

Así como acto central del día, la Eucaristía de las 19 h presidida por el predicador oficial de esta Novena y Delegado Episcopal para el Seminario D. José Manuel Salgado Pérez acompañado por el Rvdmo. P. Tomaz Mavric, Superior General de los Misioneros Paúles y las Hijas de la Caridad y el R.P. Aaron Gutiérrez, Asistente General de los Padres Paúles y D. Joaquín Borrajo Iglesias Ilmo. Sr. Vicario General de la Diócesis de Ourense, teniendo especialmente presentes a las Hijas de la Caridad y a los Padres Paúles, que llevan más de 150 años cuidando este Santuario.

Pasó una mañana, pasó una tarde el día octavo.

Galería de fotos de hoy

Día 5 de septiembre 2021

¡Es Domingo! ¡Es el Día del Señor!

Desde muy muy temprano se hacen presentes los muchos peregrinos que aprovechan el descanso dominical para recorrer el camino hacia el altar de este Santuario y saludar a la Madre, la explanada se llenaba con el color amarillo de los chalecos reflectantes una vez completado el aforo de la Iglesia.
El día marcado por la afluencia masiva de fieles en todas las Eucaristías del día que se hacían mas presentes en la de 12 de la mañana presidida por Monseñor D. Leonardo Lemos, Obispo de Ourense acompañado por Don José Manuel Salgado Pérez, presbítero de la Diócesis de Ourense, predicador oficial de la Novena este año.
Día de verano, con altas temperaturas y soleado que hacia que los fieles buscasen refugio bajo las arboledas laterales y participaran de las Eucaristías desde allí.
Hoy domingo, reflexionábamos en que Dios mismo viene en persona a salvarnos. Viene en la Palabra y en el Pan que se parte y reparte. Queremos reavivar hoy nuestra vocación y misión de cristianos; hijos de Dios, de María y de la Iglesia.
Pedimos, como intención especial, por nuestra Diócesis de Ourense y por los frutos de la experiencia sinodal vivida estos años.
Pasó una mañana, pasó una tarde el día séptimo.
Galería de fotos de hoy

Día 04 de septiembre 2021

Hoy, entre la bruma de la niebla, a partir de las seis de la madrugada se oía el bullicio y nos disponíamos a recibir a muchos peregrinos que llegaban a este Santuario después de salir anoche desde Ourense, Xinzo, Verín, Esgos, Maceda,… no quisieron faltar a la cita con la Madre de Los Milagros y, siguiendo las indicaciones de prevención, consiguieron llegar a la meta y participar de las Misas de esta mañana. Algunos han aprovechado para reconciliarse con el Señor por medio del sacramento de la Reconciliación. Hemos vivido una mañana de acogida y acompañamiento espiritual.

Gracias a todos por el esfuerzo realizado y por cumplir las indicaciones que nos están ayudando a vencer este tiempo de pandemia.

Comenzábamos el día con la primera Eucaristía a las 7:30 h, presidida por D. Francisco López, Consiliario de la Diócesis para la Pastoral Juvenil y Universitaria, que llegó a este Santuario caminando desde Ourense.

En este sexto día de Novena se nos invita a contemplar como la Virgen María era una joven muchacha de Nazaret cuando un ángel le anunció que sería la Madre de Dios. Acogiendo la voluntad del Señor vio renovada su juventud porque todo lo que Cristo toca se vuelve joven.

Hoy queremos que a todos los jóvenes llegue este grito: ¡Dios te ama! ¡Jesucristo te ha salvado! ¡Él vive y te quiere vivo!

Pedimos hoy, como intención especial, por la tarea de la nueva evangelización y por los jóvenes para que la Virgen de los Milagros los acompañe siempre con su presencia de Madre.

Pasó una mañana, pasó una tarde el día sexto.

Galería de fotos de hoy

Día 03 de septiembre 2021

Esta mañana amanecimos envueltos en un manto de niebla que poco a poco fue desapareciendo para dejarnos a partir del mediodía un día soleado.

A pesar de eso, a las 7:30 h comenzábamos la primera Eucaristía de la mañana con gran afluencia de peregrinos. Todas las celebraciones con gran afluencia, a pesar de las dificultades dadas debido a las normas sanitarias y al aforo limitado del Santuario, la participación en silencio y oración en la explanada y el seguimiento de las celebraciones a través de la megafonía externa habitada para ello.

A lo largo del día, en las Eucaristías y más especialmente a las 19 h. con el Don José Manuel Salgado Pérez, presbítero de la Diócesis de Ourense, reflexionamos sobre que Jesucristo, el Hijo del Dios de la vida, ha querido nacer y crecer en una familia humana. De José, María y Jesús aprendemos que la familia es santuario del amor. Los cristianos estamos llamados a anunciar la alegría del amor fiel y fecundo y el Evangelio de la vida en medio de nuestra sociedad. Miramos a la Virgen de Nazaret, la mujer y madre del amor y de la vida.

Así, hoy pedimos hoy, en el marco de este año especialmente dedicado a la familia, por las todas las familias y para que el don de la vida sea respetado desde el momento de la concepción hasta su fin natural.

Pasó una mañana, pasó una tarde el día quinto.

Galería de fotos de hoy