Santuario Nuestra Señora de los Milagros

Noticias

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

A Pedro, y a nosotros, se nos hace un poco cuesta arriba aceptar al Jesús servidor, que nos anuncia la bondad suprema del Padre, su infinita misericordia y el amor sin medida a todas sus criaturas. Serán necesarias la Resurrección y la iluminación de Pentecostés para que Pedro, los discípulos en general y todos los cristianos, lleguemos a entender qué es Jesús, cual es su acción salvadora y, sobre todo, cómo nos afecta y obliga en nuestra vida.

Pedro reconoció en Jesús al Hijo de Dios. Nosotros confesamos que Jesús es el Hijo de Dios, el Salvador, pero, ¿Somos conscientes del significado para nuestras vidas de esta confesión? ¿Estamos dispuestos a vivir como Cristo quiere que vivamos?, ¿o solo son palabras bonitas con las que salimos del paso y a nada nos comprometen?

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Qué alegría, qué gozo… cuando empezamos a distinguir: que no todo vale, que lo primero es el don, que se trata de corresponder, que a generosidad nunca le daremos alcance…

Necesitamos más encuentros con El. Para seguir distinguiendo, para que llegue un día en que desde la fe lo veamos todo con claridad.

Maestro, vuelve a poner tus manos sobre nuestros ojos. También hoy. Amén.

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

El reino de Dios se expande en el mundo como cuando se coloca una medida de levadura en la masa; ella crece sin que se sepa cómo. Así debe ser la autentica fe, que crece en el amor de Dios. Por tanto, que nada ni nadie nos distraiga del verdadero encuentro con el Señor y su mensaje salvador. El Señor no pierde ocasión para enseñar y eso lo sigue haciendo hoy día: «Nos hemos de liberar de la falsa idea de que la fe ya no tiene nada que decir a los hombres de hoy» (Benedicto XVI).

ES DOMINGO…

Es lo que Jesús nos dice en el Evangelio. Vale la pena leerlo con detención. Jesús nos dice que no basta con cumplir la letra de la ley. Hay que hacerlo de corazón. Porque no sólo mata el que clava el puñal. También mata el que odia. Hoy el Evangelio nos invita a vivir en plenitud la ley de Jesús que es la ley de amor.

Feliz Domingo…

TOMA DE POSESIÓN…

Purificación, ayuda y acción de gracias. Estas tres palabras pueden constituir, de alguna manera, el telón de fondo del acontecimiento que se celebró en nuestra casa de Santa Marta de Tormes (Salamanca), el martes día 11 de febrero de este año 2020. El recientemente elegido y confirmado como nuevo Visitador de la Provincia San Vicente de Paúl-España, P. José Manuel Villar Suárez, C. M., tomó posesión de su cargo dentro de la celebración de la Eucaristía. Así sería la noticia escueta, precisa y concreta.

Pero la noticia tiene un contexto que da color, sentido y calidez a la jornada que, siguiendo el programa previsto, tuvo dos momentos importantes. Dos momentos entrelazados por la fraternidad, la comunión, el sentido de pertenencia a un carisma y un cierto sano orgullo de Familia Vicenciana esperanzada y unida.

El primer momento, el fundamental, fue la celebración solemne y bien preparada de la Eucaristía. Presidida por el nuevo Visitador, fue concelebrada por unos 60 sacerdotes, la mayoría Misioneros Paúles de las distintas comunidades de la Provincia, aunque también se unieron algunos sacerdotes diocesanos de Ourense, uno de Zamora y otro de Badajoz. Al lado del P. José Manuel Villar, C. M., se encontraban el P. Aarón Gutiérrez, C. M., Asistente General y representante del Superior General, el P. Jesús Mª González Antón, C. M., Visitador cesante, el P. Santiago Azcárate, C. M., Visitador de la Provincia hermana de Zaragoza, y el Vicario General de la diócesis de Ourense, D. José Joaquín Borrajo. Entre el público participante, destacaban algunos miembros de la Familia Vicenciana: la Presidenta Nacional y una acompañante de la AIC, y el Presidente Nacional y la Vicepresidenta de la SSVP.

Dentro de la Eucaristía, tuvo lugar la “toma de posesión del cargo o servicio de Visitador”. Tal vez, a alguien no familiarizado con estos temas le podía resultar un poco extraño. Pero todos los presentes sabían muy bien el significado de los tres ritos realizados: la profesión pública de fe y el juramento de fidelidad, por parte del nuevo Visitador, y la lectura de la patente de confirmación del cargo elegido, por parte del representante del Superior General de la Congregación de la Misión. Todo ello, acompañado de la firma y rúbrica del P. José Manuel Villar.

En una celebración de estas características, siempre se espera con una pizca de curiosidad la homilía. Entre otras razones, porque se supone que en ella estarán las claves del que empieza su gobierno. Ciertamente, el nuevo Visitador dejó entrever en su homilía, bien redactada y perfectamente estructurada, tres perspectivas fundamentales con las que he comenzado estas líneas: purificación “en nuestro estilo de vida espiritual, evangelizadora y misionera… para labrar los caminos de esta Provincia con mayor profundidad, coraje y dinamismo apostólico”; ayuda “para ser contemplativos en la acción, logrando así la transfiguración de nuestra Provincia… para no caer en el pesimismo y fructificar en el futuro con vitalidad”; acción de gracias “al anterior Visitador, P. Jesús Mª González Antón, a los miembros del Consejo Provincial, al Ecónomo Provincial, a todos los miembros de la Provincia… porque juntos podemos seguir soñando en construir los nuevos senderos que nos pide la Iglesia hoy y nuestra vocación vicenciana”.

El segundo momento fue la comida de fraternidad. El amplísimo comedor de esta casa se vio repleto de comensalidad, convivencia, encuentro, diálogo y alegría. Virtudes éstas que no suelen abundar de manera excesiva, pero que, en esta ocasión, estuvieron presentes en grado bastante superlativo.

En definitiva, fue una de esas jornadas que, como me decía un cohermano curtido en estas lides, son siempre necesarias para darnos cuenta de que es muchísimo lo que nos une y que nos ayudan a seguir caminando al aire del Espíritu. P. Celestino Fernández, C. M.

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Cirilo: Tesalónica 827 – 14-febrero-869
Metodio: Tesalónica hacia 817- 884/885

Las figuras de los santos Cirilo y Metodio son hoy bastante conocidas y familiares en Occidente. El nuevo clima ecuménico y las relaciones con el Este de Europa han contribuido a acercarlos a nuestra sensibilidad, y a nuestras vidas espiritual y litúrgica. Hoy, además, contamos con textos importantes que nos introducen en sus biografías y obras apostólicas. Especialmente, la cuarta carta encíclica de Su Santidad Juan Pablo II, Slavorum apostoli, que resume los relatos hagiográficos sobre ambos santos, tamizados por la investigación histórica.

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Llamada de atención a cada uno de nosotros. ¿Dónde ponemos lo esencial en nuestros compromisos de fe? ¿En devociones y actos cultuales tradicionales, en sus manifestaciones externas, heredadas de antepasados; o en hacer nuestro el evangelio discerniendo sus exigencias más auténticas y esenciales?

ES DOMINGO…

La luz brotará de dentro de nosotros, de nuestro corazón. Cuando hagamos esas buenas obras, cuando seamos hermanos de nuestros hermanos. Sin distinciones, sin prejuicios.

El mensaje de Jesús está ahí. Con toda su simplicidad. No hay que esperar una salvación que venga de fuera. Está en nuestra mano hacer que la luz brote en las tinieblas. Basta con que nos tomemos en serio lo que dice el profeta Isaías y lo llevemos a la práctica en nuestras vidas. 

Feliz Domingo… día del Señor y de la familia Cristiana…