Santuario Nuestra Señora de los Milagros

Noticias

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

La vida del cristiano no siempre es fácil,

pero es la única que nos da la verdadera paz y la alegría interior que no tiene fin.

Hoy más que nunca Jesucristo necesita auténticos cristianos fieles, capaces de dar testimonio de Su amor, para lo que Él mismo nos sugiere tres actitudes: la sagacidad, es decir, tener los ojos bien abiertos y saber distinguir el bien del mal, para no confundir la Palabra de Dios con otras palabras, que a veces nos llevan a la perdición.

Otra actitud es ser sencillos para actuar sin doblez y con un corazón limpio, esto hará creíble nuestro testimonio y, sobre todo, tened confianza en Dios siempre.

FELIZ DÍA A TODOS….

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Me parece importante resaltar

que la misión original es la misión  sobre la base familiar.

La  nueva fe y el nuevo estilo de vida 

se trasmiten de familia en familia, de hogar en hogar.

Escuchar hoy  estas instrucciones de misión es recuperar y valorar

el ámbito familiar como espacio de vivencia y configuración de la fe.

Y hacerlo con gratitud.

Gracias al  ejemplo, a la catequesis y la persuasión de muchos padres y abuelos, la familia sigue siendo un lugar de fe.

Un espacio sagrado en lo secular.

FELIZ DÍA A TODOS…

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

San Benito (480-547), fundador de los benedictinos y patriarca del monaquismo occidental, él y sus hijos, quieren recordarnos que Dios es Dios, a quien hay que alabar, agradecer, implorar, buscar, encontrar, disfrutar… Quieren ser memoria de Dios y de otra dimensión humana esencial: la de colaborar con el Creador en la casa común que es la tierra con el trabajo de cada día: “Ora et labora”.

FELIZ DÍA A TODOS

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Es cierto que los personajes del Evangelio de hoy se acercaron a Cristo por el interés de obtener algo muy urgente, pero eso no desmerece el hecho de que antes de acudir al Señor creyeron que él era realmente el enviado de Dios para salvar a su pueblo.

Jesús es el Mesías de la acción, que ofrece su vida a todo el que se acerca a él con fe y humildad. ¿Lo has hecho tú hermano? ¿Conoces alguien que no lo haya hecho? Ve si alguien está enfermo o tiene una urgente necesidad, y ofrécete a orar por esa persona. Tal vez se abra la puerta de su corazón y el Señor pueda entrar a salvarla.

“Señor Jesús, tú eres el Mesías de Dios que da vida a todos los de tu pueblo, por grandes o pequeños que sean. Confío en tu promesa y me acojo a ti con toda mi fe.”

FELIZ DIA A TODOS

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

A veces vamos por la vida prematuramente encorvados, encogidos por peso innecesario, vueltos hacia dentro. Nos abruma alguna que otra losa. Sepultados en vida, en la fosa de los temores, las indecisiones o las memorias hirientes. Víctimas de la tristeza, del prejuicio o de la inseguridad.

Dios es el que nos invita a dejar caer el peso muerto. A romper las cadenas que aprisionan. A remontar el vuelo. Dios es el que nos tiende la mano y nos libera de lápidas innecesarias. Es el que nos enseña a salvar obstáculos, a derribar los muros de la prisión interior. A plantarle cara a los temores y sacudirnos el yugo de lo innecesario. Y lo sorprendente es que a veces es más fácil de lo que parece. Solo hay que intentarlo, confiando en que no vamos solos.

  • FELIZ DIA A TODOS

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Jesús continúa invitándonos a que le sigamos, cada uno según su estado y profesión. Y seguir a Jesús, con frecuencia, supone dejar pasiones desordenadas, mal comportamiento familiar, pérdida de tiempo, para dedicar ratos a la oración, al banquete eucarístico, a la pastoral misionera.

En fin, que «un cristiano no es dueño de sí mismo, sino que está entregado al servicio de Dios» (San Ignacio de Antioquía).

FELIZ DÍA

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Volvió su mirada hacia mí y noté que me sentía mejor:

– Levántate, toma la camilla y vete a casa

Y di un brinco. 

Me sentía nuevo, y poderoso y con una tarea que hacer, con un sentido en la vida.

Los hombres podemos hacerlo muy mal, y sentirnos fatal…

Pero podemos perdonar y ser perdonados… porque somos
hijos del Padre de la misericordia, hijos de su ternura. 

Gloria a Dios que nos ha dado tal «autoridad».

FELIZ DÍA A TODOS…

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Todo esto ha ocurrido «antes de tiempo»,

es como un adelanto o una señal, ya que el triunfo de Jesús sobre las fuerzas que destrozan al hombre -y muy en particular la muerte, los sepulcros- tendrán lugar tiempo después, así como la supresión de las barreras entre lo puro y lo impuro (que “algunos” hoy y siempre intentan levantar y levantan).

Para nosotros, esa victoria ya ha tenido lugar… y nos deja un reto en el aire: Ir como Jesús a esos numerosos lugares donde hoy hay tantos «endemoniados» e «impuros», «violentos», marginados, sin-vida… para hacer posible el encuentro y la liberación, la humanización.

La otra opción es, como los de Gerasa, procurar que las cosas sigan como están… y rogarle a Jesús (a sus discípulos de hoy) que se vaya a otro sitio y que no fastidie.

FELIZ DÍA A TODOS…

HACIA LA MISIÓN DEL CIELO…

Ha fallecido el

P. ERNESTO ATANES PAYO, C.M.

Hoy, en la Residencia Sanitaria de Ourense, Virgen del Cristal, ha fallecido tras una fulminante leucemia que le fue diagnosticada hace menos de 46 días.

El P. Atanes, como le conocíamos en la Congregación, pasó 46 años de su vida ministerial en nuestra Casa de Londres atendiendo la Capellanía Española. Admirado y respetado por quienes le conocieron, se había ganado el cariño de la colonia española en Londres por su labor desinteresada a favor de los más necesitados. 

Hoy lo depositamos bajo la protección de nuestra Madre de Los Milagros. Bajo su amor maternal estará bien protegido y acompañada ante el Cristo Evangelizador al que dedicó su vida. RIP

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Señor mío y Dios mío…”

Parece más claro que Dios me acompaña cuando la vida me sonríe.

Entonces entiendo que Dios me cuida.

Pero, ¿y cuándo estoy fastidiado? ¿Cuándo pierdo pie en la vida?

Hay veces en que es casi imposible sentirle. Ni siquiera encuentro la paz suficiente para buscarle.

En esos momentos quiero protestar, gritar, quejarme o reclamarle porque me parece que no está siendo tan infinitamente tierno ni protector como “prometió”.

Entonces la oración se vuelve lamento o reproche.

Pero voy aprendiendo a reconocer que ahí, en la tormenta, también me sigue cuidando.

Que Dios no es un Dios blandito para vidas mullidas, sino un Dios encarnado para vidas humanas, un Dios volcado en sus hijos frágiles.

Que me hace fuerte en la debilidad, que a veces me alivia en rostros amigos, en bromas familiares o me da la esperanza suficiente para ir tirando –que no es poco.

FELIZ DÍA A TODOS