Santuario Nuestra Señora de los Milagros

Noticias

FIESTA SAN VICENTE DE PAUL

Testimonio de uno de nuestros seminaristas mayores… 

Fiesta de San Vicente de Paúl. Me siento feliz en lo más profundo de mi ser, por haber sido llamado al sacerdocio en la Congregación de la Misión. Tantos rostros de Hijas de la Caridad, misioneros paúles, jóvenes de España, Líbano y Honduras…tantísimas personas que me mostráis a Dios y me afianzáis en mi camino y en mi respuesta:SI. Una respuesta que compromete mi vida, me lleva a una responsabilidad total, que no depende de mi solamente, sino en su gran medida de la bondad y amor de Dios.
También me siento feliz, muy feliz, pues hoy se inaugura la Casa Ranquines, en nuestra casa de Salamanca. Solo dar gracias a Dios porque el proyecto está construido; los trabajadores, trabajando por y con los destinatarios del mismo, preferidos de Dios. Gracias por todo, gracias a tantos, gracias por tanto.

“San Vicente de Paúl, apóstol y testigo de la Caridad de Cristo, alcánzanos amar a Dios, a expensas de nuestros brazos y con el sudor de nuestras frentes. Ayúdanos a abandonarnos a su Providencia, fieles en descubrir su acción en todos los acontecimientos de nuestra vida. Amén

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Hoy nos encontramos con una de las varias narraciones de envío, de misión, que ofrece la tradición evangélica.

Se nos ha transmitido de modo que refleje una idea fundamental: los enviados prolongan la actividad misma de Jesús, que consistía en anunciar la Buena Noticia, el Reino de Dios, y realizar acciones benéficas que visualizasen la presencia de ese Reino.

El evangelista, ha querido dejar claro que esa es la tarea de los discípulos de Jesús de todas las épocas: prolongar su acción, actualizar su presencia.

FELIZ DÍA A TODOS

PRÓXIMOS BEATOS VICENCIANOS

EN LAS VISPERAS DE LA FIESTA DE SAN VICENTE RECORDAMOS A LAS DOS HIJAS DE LA CARIDAD, MÁRTIRES DE LA FE Y DE LA CARIDAD, QUE SERÁN BEATIFICADAS EL 11 DE NOVIEMBRE EN MADRID: SOR TORIBIA Y SOR DORINDA.

SOR TORIBIA MARTICORENA SOLA

NACIMIENTO: Murugarren (Navarra) 27-04-1882
PADRES: Santiago y Manuela
BAUTISMO: Murugarren, Parr. S. Román 27-04-1882
NOVICIADO: Madrid 12-05-1905
VOTOS: Valladolid 24-05-1910
MARTIRIO: Barcelona 24-10-1936

FORMACIÓN Y APOSTOLADO:
Con 23 años, la postulante Toribia llegaba con una sólida base doctrinal adquirida en familia y en la parroquia de Murugarren. Estaba habituada a las prácticas de piedad, a buscar la propia perfección, al trabajo diligente, a convivir en una familia numerosa, a darse a los demás sin egoísmos y a conformar en todo momento su conducta a las enseñanzas del evangelio. Hizo su postulantado en el hospital de Viana (Navarra), y el noviciado en Madrid.
En los 21 años de vida religiosa, tuvo los siguientes destinos: Granada, León, Valladolid, hospital militar de Larache en plena guerra y sanatorio antituberculoso de San Adrián de Besós (Barcelona) donde alcanzó el martirio. Sor Toribia comunicaba a todos los enfermos optimismo y alegría. La querían mucho los enfermos. Cuando alguno estaba muy grave, hasta que le acompañaba en el bien morir, ni comía, lo dejaba todo por el enfermo. Decía al venir la persecución: “Nos matarán, pero sobre todo, Dios”.
MARTIRIO: El domingo 19 de julio de 1936 por la noche, una patrulla de marxistas del pueblo de Santa Coloma de Gramanet tomó posesión del centro con violencia. Las Hermanas cambiaron su hábito por el uniforme de enfermeras sin poner obstáculos, pero al imponerles como condición para permanecer en el sanatorio: “quitarse de la cabeza la idea de Dios”, ellas no lo aceptaron y fueron despedidas.
A sor Toribia y sor Dorinda las instalaron en Barcelona en la casa del director del sanatorio, quedando las dos prácticamente solas al cuidado de un hijo de trece meses, por tener que ocultarse también la familia del doctor. Denunciadas por una antigua sirvienta, sufrieron el primer registro a primeros de octubre de 1936. La señora, que estaba aquel día en la casa, las presentó como cocinera y niñera, pero les hicieron un largo interrogatorio en privado y ellas no negaron su condición de Hijas de la Caridad.
El sábado 24 de octubre de 1936, unos siete u ocho patrulleros de la FAI del barrio del Clot, se presentaron a media mañana en el domicilio, hicieron salir a las Hijas de la Caridad y las llevaron por separado, cada una en un coche, en el que iban varios milicianos custodiándolas. Al meterlas en los coches, los comunistas dijeron a la portera de la casa: “En cuanto estas dos nos digan dónde están las demás, las soltaremos”. Las fusilaron hacia el mediodía del mismo 24 de octubre de 1936 en la llamada carretera de las Aguas por La Rabassada, en la falda del Tibidabo dejando los cadáveres abandonados en la cuneta de la carretera, como solían hacer con todos.

SOR DORINDA SOTELO RODRÍGUEZ

NACIMIENTO: Lodoselo (Orense), 15-02-1915
PADRES: Manuel y Rosa
BAUTISMO: Lodoselo, Parr. Sta. María, 18-02-1915
NOVICIADO: Madrid, 20-05-1933
VOTOS: Era novicia
MARTIRIO: Barcelona 24-10-1936

FORMACIÓN Y APOSTOLADO:
Dorinda fue la mayor de cuatro hermanos. El padre era labrador de nivel modesto, pero de honradez conocida por todos. El deseo de consagrarse a Dios fue una constante en su vida. Desde muy niña vio a unas Hermanitas en la iglesia de su pueblo y le dio un salto el corazón con deseos de ser religiosa, no quitándosele la idea jamás. El párroco D. Daniel Movilla, conociendo su vocación la encaminó al colegio de las Hijas de la Caridad en Orense y allí recibió una enseñanza personalizada e intensa hasta 1933 en que ingresó en el seminario de las Hijas de la Caridad.

El rasgo más destacado de su personalidad es el candor, su aspecto angelical, su inocencia, cualidades que no están reñidas con la responsabilidad, la madurez y el amor al trabajo que demostró, porque no es niñería, sino presencia de Dios y fruto de un esfuerzo mantenido desde su infancia por conservar la gracia.
Antes de iniciar el postulantado estuvo unos días con su padre y hermanos en Lodoselo. Su padre, asustado del trato que el gobierno republicano venía dando a la religión, hizo todo lo posible para que desistiera de su propósito y se quedara en casa. Ella se mostró firme en su vocación, consciente del peligro. Le habló el padre del riesgo que había de que en cualquier guerra o revuelta los revolucionarios la matasen y contestó: ‘yo quiero ser religiosa aunque me maten’. Ante esta actitud resuelta de la joven, su padre, Manuel Sotelo Garrido, autorizó su ingreso en el noviciado. Su único destino fue el sanatorio antituberculoso del Espíritu Santo de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) donde realizó su servicio a lo enfermos tuberculosos durante dos años, entre 1934 y 1936.

MARTIRIO. Sufrió el martirio en idénticas condiciones que su compañera Sor Toribia Marticorena. Al empezar la guerra ella se asustó tanto al despertar al ruido de las sirenas, que el espanto le duró hasta la muerte, pues enseguida empezaron las quemas de las iglesias y conventos, junto con los bombardeos y muertes que producían, podía haber regresado a su casa familiar, pues era novicia. La Visitadora o superiora Provincial y la superiora local la invitaron a volverse con su familia, ya que todavía no había emitido los votos, pero se mantuvo firme en sus propósitos. La mataron por su condición de Hija de la Caridad el 24 de octubre de 1936 junto a sor Toribia Marticorena, según se narra en su biografía.

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Jesús ya está en otra onda.

Estaba ya en el reino de Dios.

Esa era su familia: la de los hijos e hijas de Dios, la de los que escuchan la Palabra y la ponen en práctica. Para que aprendamos que hay algo mucho más importante que la sangre.

O, dicho de otra manera, que hay una sangre mayor y más fuerte, más original y vital: nuestro común origen en el Padre dios que nos creó. De ahí nace la verdadera fraternidad. María lo asimiló poco a poco.

Pero lo asimiló.

Y, al final de la vida de Jesús, estuvo donde tenía que estar: al pie de la cruz y, más tarde, acompañando a los discípulos en la oración. ¿Y nosotros?

FELIZ DÍA A TODOS

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Nadie enciende un candil

y lo pone debajo de la cama.

Jesús ha venido a traer un mensaje de salvación, amor y esperanza para todos los hombres.

No quiere ocultarlo, no quiere esconderlo. Su deseo es que todos lo lleguen a conocer, que todos sientan la potencia y la energía del amor de Dios, capaz de renovar sus vidas, de abrir nuevos horizontes, de llevarnos a una vida en plenitud.

FELIZ DÍA A TODOS

TRIDUO A SAN VICENTE DE PAUL

400 años del inicio del carisma con dos palabras programáticas:

evangelización y caridad…

Desde aquí ponemos en marcha, con la Iglesia diocesana d Salamanca,

un centro de atención a los más desfavorecidos…

El Centro de Día de Salud Mental “Ranquines”

será inaugurado el 27 de septiembre en la fiesta de San Vicente de Paúl

-patrono de las Obras de Caridad-.

El acto dará comienzo a las 11.30 horas en la Casa de los Misioneros Paúles de Santa Marta de Tormes.

ES DOMINGO…

El Evangelio de hoy, por medio de la parábola,

insinúa que no tenemos mucha idea de cómo es Dios.

Lo poco que sabemos de él es porque nos lo ha revelado Jesús.

Y lo que Jesús nos dice es que es un Padre, o mejor un “papaíto” (eso es lo que significa “Abbá”).

Que nos quiere y que nos mira siempre con ojos de cariño y misericordia.

Más allá de eso sabemos muy poco o nada.

Como dice la primera lectura, “como el cielo es más alto que la tierra, mis caminos son más altos que los vuestros”. No hay forma de que podamos entender a Dios, introducirlo en nuestra mente y expresarlo en nuestras categorías y formas de hablar. Dios siempre nos sorprenderá con la infinitud de su amor. Por eso, Jesús no encontró modo mejor de hablar de él que usar estas historias.

Así, por comparación, podríamos atisbar un poco lo que es Dios, el amor que nos tiene, su capacidad de acogida, su voluntad de darnos la vida plena.

Por eso Pablo, que había abierto totalmente su corazón a Dios, pudo decir: “para mí la vida es Cristo y una ganancia el morir”. Mejor es que no tratemos de manipular a Dios y que simplemente le aceptemos tal y como se nos reveló en Jesús.

FELIZ  DOMINGO

dia del Señor y de la familia cristiana 

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

 

Hay como cuatro categorías de oyentes:

Los incrédulos: Dios les da en su palabra luz, pero el diablo se la roba y así les impide la fe y la salvación;
Los débiles: La semilla se seca por falta de agua; no tienen raíces, pues aunque al principio creen, es sólo de forma pasajera. Cuando llega la tentación sucumben, reniegan de la fe y caen en la apostasía definitiva;
Los sofocados por las preocupaciones egocéntricas, por las riquezas y los placeres y comodidades de la vida. No es un fracaso repentino, sino que van decayendo lentamente. Están en el buen camino, pero no alcanzan nunca la meta fijada por Dios. Su fe no llega a madurar, ya que carece de perseverancia y su conducta se relaja.
El éxito del ciento por uno es una cosecha milagrosa.
La actitud que se condena con mayor severidad es el apego a lo que se posee, por eso la adhesión a la palabra es lo que más adecuadamente describe la vida cristiana, que consiste en caminar tras los pasos de Jesús.

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

El salmo que hoy leemos en la liturgia nos ayuda a ser sabios con la sabiduría de Dios.

Es un himno a la bondad de Dios manifestada en la belleza y bondad de sus obras.

Y es en este salmo donde se recoge una de las afirmaciones fundamentales de la tradición sapiencial: “el temor del Señor es el principio del saber”.

Es decir, la sabiduría plena es un don divino y sólo se alcanza desde una actitud de “temor de Dios”, entendido como reconocimiento, obediencia y fidelidad amorosa.

El fracaso de los que se consideran dueños de la verdad está precisamente en esa falta de sabiduría que les impide entrar en el Reino a ellos y que tampoco quieren dejar entrar a los demás.

FELIZ DÍA A TODOS 

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Todo comienza por la mirada de Jesús a la madre.

Y esta mirada provoca en él una infinita compasión por aquella mujer aplastada por el dolor.

El Dios de Lucas es compasivo, también lo es su Mesías. Pero además de este impulso del corazón, Jesús tiene poder para cambiar los destinos de las personas.

Dice a la madre: “No llores”. El consuelo tiene su fuente en Dios, que puede despertar a los muertos. Y Jesús manifiesta este designio y esta voluntad de vida no por una nueva palabra, sino por un gesto, el de tocar el féretro.

Y a continuación la palabra de Jesús da la vida y levanta al joven que iban a enterrar. Al devolver el hijo a su madre, Jesús se revela como señor de la vida.

FELIZ DÍA A TODOS