Santuario Nuestra Señora de los Milagros

Noticias

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Todos conocemos personas dignas de confianza.

Porque su palabra es verdadera.

Porque no quieren aparentar lo que no son, o no tienen, o no saben.

Porque saben preguntar y pedir perdón.

Dios también quiere que su palabra sea acogida no por medio de la violencia, sino porque revela lo que somos y lo que podemos llegar a ser. Por eso no juega a las apariencias ni a la imposición. Por eso es digno de confianza.

El Evangelio de hoy nos habla del valor de la palabra y de la verdad. Frente a los juramentos, falsas promesas o incumplimientos de lo prometido, Jesús recomienda a sus seguidores la humildad de un “sí” o de un “no”. También para aceptar el punto de partida de la propia debilidad. Sólo así Dios puede obrar su milagro en nosotros.

FELIZ DÍA A TODOS…

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

“Dar vida” no consiste sólo en engendrar a una nueva criatura.

Y “dar muerte” no se hace sólo matando a otro.

Así nos lo dice Jesús en el Evangelio de hoy: también se “mata” la vida cuando no nos tratamos como lo que somos, cuando hacemos daño al prójimo, cuando anulamos la dignidad del semejante.

Por ello es bueno, de vez en cuando, preguntarte si “alguien tiene algo contra ti”. No si tú tienes algo contra alguien, sino si alguien tiene alguna herida por algo que hayas podido decir, hacer u omitir. Es el momento de hacer verdad, de saberse limitado y a la vez con capacidad de reconciliar, recomponer, restañar. Sin dejar pasar demasiado tiempo. Eso es andar en verdad. Y a partir de ahí tienen sentido las ofrendas y oraciones a Dios, desde la base de una vida que anda en verdad y en amor. En camino.

Damos vida cuando, con nuestras palabras y acciones, acompañamos al otro, ayudamos a crecer, facilitamos que salga lo mejor de cada persona, perdonamos lo que haya que perdonar, tendemos puentes para avanzar y abrimos puertas al encuentro con Dios.

FELIZ DÍA A TODOS…

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Jesús se nos presenta como ese puente

indispensable que une el pasado y el presente caminando hacia el futuro…

Jesús asume toda la historia de su gente y la condensa en su vida, lanzándola hacia el futuro. Él es un profeta… ¡y más que un profeta!

Él es un sabio… ¡y más que un sabio!

“En la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la Ley, para liberar a los que estaban bajo la Ley, para que recibiéramos el ser hijos por adopción”. He ahí el resumen de esta gran historia: Jesús, el Hijo, nos abre definitivamente la puerta a la Vida de Dios. Todo lo anterior sigue en pie, desde una nueva motivación: somos “hijos en el Hijo”.

FELIZ DÍA A TODOS….

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

A cada discípulo del Maestro se nos ha entregado una vela encendida.

Nos la dieron el día de nuestro Bautismo, como signo de la luz que Jesús nos da.

Es una luz incomparable, que nada ni nadie pueden dar, sino Él: saber que venimos del Dios-amor, saber que estamos aquí para amar, saber que nos espera el abrazo del Padre… Y se nos ha dado para que brille, para transmitirla a la próxima generación. Porque el mundo se perdería algo grande sin esa luz.

A cada seguidor de Jesús se nos ha regalado un puñado de sal. Se nos ha dado en la Palabra y en la vida. Y se nos ha entregado para dar sabor: con las palabras y con las acciones. Porque el mundo tampoco sería lo mismo sin esa sal.

Entregar la vida para dar vida.

Perderse para ganarse…

FELIZ DÍA A TODOS…

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Jesús es el pobre de espíritu que madruga cada día para poner la vida, las personas y los acontecimientos ante el Padre.

Jesús es el que se esfuerza y sufre, sabiendo que ya llegará el tiempo del fruto y del consuelo. Jesús es el humilde que vive desde abajo, desde los últimos, haciendo posible que la Tierra sea para todos.

Jesús es el sediento de justicia, que espera que esa sed sea saciada, haciendo lo que está de su mano.

Jesús es el compasivo con todos los adultos y jóvenes que se encontró a lo largo de su vida. Jesús es el que tiene el corazón limpio, el que ve al Padre y su Reino creciendo a partir de las semillas.

Jesús es el que trabaja por la paz, para que todos puedan vivirse como hijos del mismo Padre.

Jesús es el perseguido por hacer lo que es justo ante Dios… al que el Padre resucitó de entre los muertos poniéndolo como Señor de la Vida, Verdad de la historia y Camino hacia el Reino.

FELIZ DÍA A TODOS…

ES DOMINGO: SANTÍSIMA TRINIDAD

– Hoy contemplamos la Santísima Trinidad

tal como nos la dio a conocer Jesús.

Él nos reveló que Dios es amor

“no en la unidad de una sola persona,

sino en la trinidad de una sola sustancia”

(Prefacio): es Creador y Padre misericordioso; es Hijo unigénito, eterna Sabiduría encarnada, muerto y resucitado por nosotros; y, por último, es Espíritu Santo, que lo mueve todo, el cosmos y la historia, hacia la plena recapitulación final. Tres Personas que son un solo Dios, porque el Padre es amor, el Hijo es amor y el Espíritu es amor. Dios es todo amor y sólo amor, amor purísimo, infinito y eterno. No vive en una espléndida soledad, sino que más bien es fuente inagotable de vida que se entrega y comunica incesantemente. (BENEDICTO XVI – ÁNGELUS 07/06/2009)

FELIZ DÍA A TODOS… 

especialmente a todos los consagrados en la Vida Contemplativa…