Santuario Nuestra Señora de los Milagros

Noticias

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Hoy leemos el Evangelio de la multiplicación de los panes: «Tomó entonces Jesús los panes y, después de dar gracias, los repartió entre los que estaban recostados y lo mismo los peces, todo lo que quisieron» (Jn 6,11). El agobio de los Apóstoles ante tanta gente hambrienta nos hace pensar en una multitud actual, no hambrienta, sino peor aún: alejada de Dios, con una “anorexia espiritual”, que impide participar de la Pascua y conocer a Jesús.

No sabemos cómo llegar a tanta gente… Aletea en la lectura de hoy un mensaje de esperanza: no importa la falta de medios, sino los recursos sobrenaturales; no seamos “realistas”, sino “confiados” en Dios. Así, cuando Jesús pregunta a Felipe dónde podían comprar pan para todos, en realidad «se lo decía para probarle, porque Él sabía lo que iba a hacer» (Jn 6,5-6). El Señor espera que confiemos en Él.

Feliz día a todos

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

El ambiente luminoso y alegre de la Pascua no puede ocultar las sombras que, pese a todo, siguen existiendo en nuestro mundo. Lo vemos con claridad en el texto de los Hechos, en el que el valiente testimonio de los Apóstoles encuentra la fuerte oposición y las amenazas de muerte por parte de los poderosos de turno.

Ya lo había predicho Jesús: “El siervo no es más que su señor. Si a mí me han perseguido, también os perseguirán a vosotros” (Jn 15, 20). La experiencia de la Pascua incluye en sí la experiencia de la Pasión del Señor. Pero hay un diferencia. Ahora el valor del testimonio sustituye al temor anterior.

Las palabras de Jesús, repetidas tras la Resurrección, “no temáis” han surtido efecto (es la acción del Espíritu), y el valor engendra la libertad frente a los poderes que tratan de acallar la Palabra y el testimonio:

“Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”.

El valor y la libertad son signos y expresión de la nueva vida del Resucitado que opera en los creyentes. 

FELIZ DÍA A TODOS… 

 

RENOVACIÓN HIJAS DE LA CARIDAD

Cada año, unas 14000 Hijas de la Caridad renuevan, en todo el mundo, sus Votos de  Obediencia,  Castidad, Pobreza y Servicio a los Pobres. Así reafirman su opción clara y expresa de servir a sus “amos y señores” los pobres.

Hoy, día 9 de abril de 2018, fiesta de la Anunciación, tiene lugar esta renovación de los Votos por parte de las Hijas de la Caridad.

No consta claramente por qué, ya en la vida de los Fundadores, se fue introduciendo progresivamente la práctica de renovar cada año los Votos. Pero, sean unas u otras las razones, lo cierto es que esta práctica estaba llamada a ser, y lo ha sido a través de los siglos, una de las tradiciones más sanas, más fructíferas y más revitalizadoras de la Compañía de las Hijas de la Caridad. Porque la renovación anual de los Votos mantiene vivo el fuego de la entrega total a Dios, el entusiasmo por la vocación, el sentido de pertenencia a un estado de caridad, el esfuerzo por un creciente y radical compromiso a favor de los olvidados y abandonados de la sociedad.

Santa Luisa de Marillac insistía en que la renovación anual de los Votos da oportunidad a las Hijas de la Caridad para “hacer una nueva ofrenda de la libertad”. Y San Vicente de Paúl subrayaba que esta renovación anual significa “testimoniar a Dios que estáis contentas de haberos dado para siempre a Él”.

Desde esta página web felicitamos a todas y a cada una de las Hijas de la Caridad del mundo entero en este día tan grande y tan importante para ellas. Además, desde este Santuario, las acompañamos con nuestra cercanía, nuestra fraternidad, nuestro cariño y nuestra oración.

Felicidades a todas las que hoy renováis vuestra entrega

en fidelidad al carisma…

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Desplazada a esta fecha por la coincidencia del 25 de marzo con el Domingo de Ramos, celebramos hoy la solemnidad de la Anunciación.

Contemplamos en esta fiesta la actitud permanente de Dios hacia la humanidad, y la actitud que el ser humano debería tener hacia Dios. Porque las palabras del Ángel a María expresan con transparencia cómo Dios nos mira y cómo se dirige a nosotros. Mientras que la reacción de María ante el anuncio del Ángel contrasta con fuerza con el modo en que los seres humanos nos relacionamos con Dios: ella nos enseña cómo debemos reaccionar, y en qué debemos cambiar de actitud.

FELIZ DÍA A TODOS

DOMINGO DE LA DIVINA MISERICORDIA

El Domingo de la Divina Misericordia se celebra cada segundo domingo de Pascua desde el año 2000.

Es un día en el que se tiene especialmente presente misericordia Cristo con los hombres según la visión de santa Faustina Kowalska. La santa polaca tuvo varias revelaciones sobre la Misericordia Divina.

En el año 2000 Santa Faustina fue canonizada por otro polaco, Juan Pablo II, que anunció además que en el Domingo de la Divina Misericordia sería posible recibir la indulgencia plenaria.

P. JOSHEP BART
Experto en Divina Misericordia

“Juan Pablo II no solo insistió en la misericordia, sino que hizo de su pontificado un ejemplo de ella. Cuando consagró este domingo a la Misericordia, sintió el dolor y el sufrimiento de las personas de su tierra. ¿Dónde puede encontrar una persona refugio y esperanza si no es en la divina misericordia de Dios?”.

Santa Faustina Kowalska escribió en su diario lo que Cristo le había revelado: “Deseo que Mi misericordia sea venerada; le doy a la humanidad la última tabla de salvación, es decir, el refugio en Mi misericordia. Por tanto, que ningún alma tenga miedo de acercarse a Mí, aunque sus pecados sean como escarlata”.

P. JOSHEP BART
Experto en Divina Misericordia

“Jesús le dijo a Faustina Kowalska que en ese día las ventanas a la misericordia estarían abiertas para quien quisiera, estuvieran lejos o cerca de Dios, fueran creyentes o no creyentes. Es un día para cualquier persona que crea en la Divina Misericordia”.

Este sacerdote polaco lleva 25 años como pastor de esta parroquia en los alrededores del Vaticano. Dice que este día se fijó el segundo domingo de Pascua porque es precisamente cuando la Cristo manifestó su misericordia por la humanidad con su Pasión, Muerte y Resurrección.

Esta devoción a la misericordia comenzó con Juan Pablo II y con Faustina Kowalska, y todavía se mantiene con el Papa Francisco como quedó reflejado durante el año del Jubileo de la Misericordia de 2016 convocado por él.

ES DOMINGO… II DE PASCUA

La fe se da siempre en el seno de una comunidad.

No se reconoce a Jesús en la soledad sino en la relación con los hermanos y hermanas que forman la comunidad eclesial.

Es la comunidad creyente la que va haciendo el camino de la fe, apoyándose unos a otros, poniendo en común las dudas y las dificultades, los hallazgos y las seguridades. Los creyentes se arriesgan a creer en común, lo que es siempre más complicado pero más gozoso que creer en soledad.

En la relación fraterna, la confesión de la fe se convierte en compromiso público que he de verificar en mi conducta diaria delante de los demás. 

FELIZ DÍA A TODOS… 

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

El Evangelio comienza presentando a los discípulos conversando sobre la experiencia de Emaús. Y “estaban hablando de esta cosas cuando Él (Jesús) se presentó de nuevo”, pero ellos se aterrorizaron, se llenaron de miedo, creían ver un fantasma… Les costaba aceptar la novedad de la Resurrección. Tenían la sensación de que con la Muerte de Jesús se les habían caído todas las esperanzas; ellos se habían forjado unas ilusiones muy grandes sobre el Maestro y todo había terminado en fracaso y en nada. Se les hundió su mundo interior. Se sentían como personas a la deriva y sin horizonte. La desilusión se apoderó de ellos.Para levantar a aquellos discípulos fue preciso que Jesús les dijera con cariño y ternura “palpadme”. Y aun así seguían atónitos ante lo que escuchaban y veían. Fue preciso que Jesús hiciera otro gesto “comer un pedazo de pez asado delante de ellos”.

¿Qué nos ocurre a nosotros cuando hemos vivido un gran sufrimiento (un fracaso personal, sentimental o profesional). Creemos que todo se hundió y terminó. Se nos hace difícil volver a empezar, pues nos resistimos a emprender una vida nueva. Y así como los discípulos necesitaron la pedagogía de los gestos de Jesús, también nosotros necesitamos de ese amigo, ese sacerdote, ese Sagrario que nos diga una palabra o nos coja de las manos o nos dé una palmadita en la espalda o ese momento de oración profunda ante el Sagrario donde está “El Amigo que nunca falla” y que nos dice “si me abres la puerta, entraré y cenaremos juntos”.

FELIZ DÍA ATODOS

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Pedro y Juan subían al templo a orar y allí se encuentran con un lisiado que les pide limosna. Pedro le dice: “no tengo plata ni oro, pero te doy lo que tengo: en nombre de Jesús Nazareno levántate y anda”. Hoy también hay hambre y sed de milagros, y la gente acude allí donde tienen lugar. Los medios de comunicación social los hacen espectaculares y los “obradores de prodigios” corren el riesgo de ser idolatrados.

Pero tanto Pedro y Juan como Pablo y Bernabé (Hch 14, 14ss) corrigen al pueblo y dicen de manera clara que no deben concentrarse en torno a sus personas, sino en torno al poder del Nombre de Jesús. Quien tenga fe en este Nombre, quien lo invoque, también hoy podrá obtener milagros.

FELIZ DÍA A TODOS

 

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

Para hablar de Jesús, primero es necesario encontrarse con Él. Ya lo dice San Juan en su primera carta: “Lo que hemos visto, oído y experimentado, os lo anunciamos”. Y es el Espíritu el que nos lleva al encuentro con Jesús. El Espíritu el que nos hace testigos y evangelizadores. Sin Él no somos ni podemos hacer nada; Él siempre nos precede, acompaña y da el incremento a nuestro trabajo misionero. El Espíritu está siempre presente y actuante aunque el Evangelio tenga dificultades para ser recibido por los hombres y los pueblos. El Espíritu siembra siempre por medio de los evangelizadores y sólo Él recoge los frutos a su tiempo. Al evangelizador le corresponde ser consciente de que es un instrumento del Espíritu y que debe hacer su trabajo lo mejor posible. Si el evangelizador vive una vida profunda de unión con Jesús, será mejor instrumento. El Papa Francisco habla en “La alegría del Evangelio” de “evangelizadores con Espíritu”.

Hoy se habla de Nueva Evangelización: una evangelización que incluye a todos los bautizados sin excepción. Ya no podemos decir “eso es cosa de curas, religiosos y religiosas”. Todo bautizado es evangelizador y ha sido ungido en el Bautismo para ser como Jesús “sacerdote, profeta y rey”. El Espíritu da a cada bautizado dones y carismas para el bien común, no para que cada uno se los guarde para sí. No dejemos dormir los dones recibidos, sino pongámoslos a trabajar. Todos somos importantes y nos necesitamos, como los miembros del cuerpo.

FELIZ MARTES

EN LA OCTAVA DE PASCUA

UNA IMAGEN… UNA PALABRA

¡ALELUYA. CRISTO RESUCITÓ. ALELUYA! Hoy es el primer día de la octava de esta solemnidad. A lo largo de todo este tiempo litúrgico vamos a leer el libro de los Hechos de los Apóstoles. Libro que nos narra la primera evangelización y misión de la Iglesia apostólica. Esta evangelización Lucas la considera como una prolongación de la misión de Jesús que nos ha trasmitido en su primer escrito, el Evangelio.

Dos apóstoles son los pioneros de esta evangelización: Pedro y Pablo, y con ellos muchos otros hombres y mujeres que, movidos por el Espíritu Santo, se dedicaron a esta primera tarea misionera.

FELIZ LUNES

DE LA OCTAVA DE PASCUA